viernes, 7 de noviembre de 2008

INICIO


Nunca imaginamos que el reencontrarnos seria el inicio de una etapa llena de aventuras y descubrimientos que aun no terminamos de descifrar, codigos que guardan la información de miles de años de antiguedad, de nuestros origenes de nuestro futuro, información que esta ahí esperándonos por ser develada, que se encuentran dentro de este gran recorrido de peregrinaje , "La Ruta Qapacñan".
Los sabios andinos dejaron para la posteridad un mensaje y una clave, la activación en el ADN del código del Qapac Ñan, el cual estuvo presente y a la vista, sin que por ello los humanos nos diéramos cuenta de su presencia y menos de su trascendencia y es que si observamos con atención que al insertar dentro de un círculo a un cuadrado y así sucesivamente se forma la Cruz Andina o “Chakana” y uniendo los extremos de los cuadrados de norte a sur estás se ubican en 45º grados, línea que es conocida como la Ruta del QapacÑan en la que se asientan los principales restos arqueológicos Pre-Incas e Incas.
Otro dato complementario es el relacionado a los Intihuatanas (o piedra que amarra al sol que podemos encontrar por ejemplo en Pisac, Mahupicchu, etc.) orientados en 22,30º grados, que encierran la clave de los tiempos.
A lo largo de la Ruta del QapacÑan encontramos los diversos restos arqueológicos que tienen forma de cuadrado (representa al padre) y el círculo (la madre), simbolizando la Paridad o Dualidad como base de la cosmogonía andina. Fue sorprendente para nosotros (Kandy y Roberto) descubrir tiempo después que nuestra travesía no fue “casual”, que habría un tiempo, un momento y que en nuestro caso debería ser hombre y mujer; y fue así como recepcionamos la información almacenada en cada lugar su historia, sus logros alcanzados y la clave de los tiempos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aqui tu pregunta o comentario.